¿Cómo reducir los ruidos de la lavadora?

Silencio, Por Favor!

El constante zumbido, golpeteo o vibración de una lavadora puede convertirse en una molestia en el hogar. Afortunadamente, reducir los ruidos de una lavadora, ya sea de carga superior o frontal, no requiere una habilidad técnica avanzada. En este artículo, exploraremos estrategias prácticas para minimizar los sonidos molestos y lograr un funcionamiento más silencioso.

1. Nivelación de la Lavadora:

Uno de los factores más comunes que contribuyen al ruido es una lavadora desequilibrada. Asegúrate de que la máquina esté nivelada ajustando las patas debajo. Utiliza un nivel para confirmar que esté equilibrada en todas las direcciones.

**2. Carga Equilibrada:

Distribuir la carga de manera uniforme dentro de la lavadora es esencial. Evita cargar la máquina con solo artículos pesados en un lado. Una carga desequilibrada puede causar vibraciones excesivas y ruidos fuertes durante el ciclo de lavado.

**3. Verifica los Niveles de Agua:

Un nivel de agua incorrecto ya sea de mas o de menos puede hacer que la lavadora trabaje más de lo necesario, generando ruidos innecesarios. Asegúrate de que la máquina esté utilizando la cantidad adecuada de agua para cada carga según las recomendaciones del fabricante.

**4. Ubicación de la Lavadora:

Colocar la lavadora sobre una superficie sólida puede reducir las vibraciones. Si es posible, coloca una almohadilla antideslizante debajo de la lavadora para absorber las vibraciones y reducir el ruido transmitido al suelo.

**5. Mantenimiento de Amortiguadores y Resortes:

Verifica los amortiguadores y resortes de la lavadora en busca de desgaste o daño. Si encuentras algún problema, contáctate lo antes posible con servicio técnico de lavadoras autorizado para reemplázalos según las recomendaciones del fabricante.

*6. Evitar Sobrecargar la Lavadora:

Sobrecargar la lavadora no solo puede afectar la calidad del lavado, sino que también puede aumentar significativamente los niveles de ruido. Infórmate y Sigue las pautas de carga recomendadas por el fabricante.

**7. Revisa Objetos Extraños:

Antes de iniciar un ciclo de lavado, asegúrate de que no haya objetos extraños, como monedas o llaves, atrapados entre el tambor y la cuba, ademas de evitar exceso de ruidos evitaras que algún elemento de la lavadora sea golpeado hasta romperse.

**8. Nivel de Desgaste en Rodamientos y Poleas:

Rodamientos y poleas desgastados pueden generar ruidos molestos, menos o más fuertes, Inspecciona estas piezas y contacta con reparación de lavadoras autorizado en el momento.

**9. Ajustes en la Suspensión:

Algunas lavadoras ofrecen la posibilidad de ajustar la suspensión para adaptarse a diferentes tipos de suelos y cargas. Consulta el manual del usuario para realizar ajustes según tus necesidades.

**10 Elige un modelo de lavadora con motor silencioso:

Si estas en proceso de compra o renovación de lavadora, te sugerimos apostar por un modelo con motor silencioso en la actualidad el mercado ofrece numerosas opciones para ello.

**11. Consulta al Servicio Técnico:

Si, a pesar de todos los esfuerzos, los ruidos persisten, es aconsejable consultar al servicio técnico. Podría haber problemas internos que requieran atención profesional. Consulte en este sitio por atención calificada en Domicilio en Santiago.

Conclusión:

Reducir los ruidos de una lavadora no solo mejora la tranquilidad en el hogar, sino que también contribuye al buen funcionamiento y durabilidad del electrodoméstico. Siguiendo estos consejos, podrás disfrutar de un proceso de lavado más silencioso y eficiente. Si los ruidos son persistentes contáctate con nosotros y enviaremos técnico para revisión y solución inmediata ¡Dale a tu lavadora el cuidado que se merece y disfruta de un hogar más tranquilo!

Escribanos! En que podemos ayudar hoy?